11 Abr ¿Cómo hacer lo que nos gusta en 5 pasos?

 

¿Cómo consigo hacer lo que tanto me cuesta? ¿Realmente lo quiero hacer o lo pongo en lista de pendientes porque es mi deber?

Hace poco vi la película Thanks for sharing donde el actor Mark Ruffalo nos muestra la vida de un adicto al sexo y su lucha tenaz por mantenerse sobrio. Me llamó la atención la dinámica entre las personas del grupo de ayuda: el «padrino» (figura asignada como primera línea de soporte del adicto), la familia y el resto del mundo; asimismo, me regaló y develó un mundo poderoso de resiliencia, fortaleza, amor y humanidad que hoy comparto con mis coachees (clientes). Y es que hoy me doy cuenta de cómo el no lograr y hacer las acciones que quieres por el ocio inmediato, el descanso o la flojera, se parece mucho a la sensación que tiene el adicto. Parece que nos hemos hecho partidarios de la flojera y del placer inmediato y no encontramos la fuerza de voluntad que requerimos para lograr eso que nos cuesta y que, al mismo tiempo, tanto queremos. Sabemos que NO nos beneficia ser flojos, pero anhelamos más el gusto por hacer cosas que nos dan placer inmediato como dormir, ver televisión, jugar videojuegos o estar navegando en Internet, por mencionar algunas.

 

 

Revisemos algunas situaciones comunes del día a día. ¿Alguna vez te ha pasado que no has ido al gimnasio por quedarte dormido un rato más? ¿No logras cumplir con los deadlines de algún proyecto porque acumulaste el trabajo para el final? ¿Te ha sucedido antes? A esto, los especialistas lo llaman «procrastinar» y es uno de los problemas más frecuentes en nuestros días.

Algunas estadísticas muestran que 1 de cada 5 adultos cae de manera recurrente en estos comportamientos, lo cual se relaciona con la forma en que nuestro cerebro actúa para evitar ponernos en situaciones estresantes o dolorosas.

Si quieres saber QUÉ HACER en estos casos, encontrarás muchos artículos, sistemas de organización, aplicativos, entre otra información que puedes aprender. Sin embargo, a mí me gustaría profundizar más y ver qué encontramos ahí, quiero que reflexionemos juntos, ver quién venimos SIENDO y darnos cuenta de cuáles son los PARADIGMAS que estamos usando para ver esa realidad.

Estas son algunas razones de por qué podríamos procrastinar:

MI META es una tarea.

No es mía, sino que me la han ASIGNADO.

No tengo GANAS porque hay otra cosa que me parece más interesante.

Me DISTRIAGO con facilidad.

No soy DISCIPLINADO.

Aunque podrías agregar otras razones, yo veo en ellas algunas ideas que te pueden ayudar a ver la procrastinación de otra manera. Para hacerlo, debemos analizar qué sucede en nuestro interior: qué sentimos, qué pensamos, qué disposición corporal tenemos y cuál es el espíritu o energía que nos envuelve en los momentos en que aplazamos o dejamos hacer lo que queremos lograr.

A continuación, te mostraré cuáles son los pasos que debes seguir para poder apoyarte:

  1.  Lo primero que necesitas, es tomar CONSCIENCIA, es decir, darte cuenta de lo que te sucede, evaluar cuántas veces ocurre y cuáles son las consecuencias y precios que estás pagando por no hacer nada al respecto. Necesitas tener claridad de la situación actual y comparar «lo que ganas» versus «lo que pierdes»; si el saldo es negativo para ti, podemos seguir con nuestro proceso de reflexión personal.
  2.  Asegúrate de no ver las metas, proyectos o actividades que no realizas como TAREAS. Estas tienen una carga de «TENER que hacer» como lo que hacíamos en el colegio, en otros términos, no era algo que elegíamos, y ese pensamiento es lo que primero necesitas cambiar. Para ello, debes mover esta situación de tarea a DESAFÍO y visualizar los beneficios que significa conseguirlo. Imagina el logro, la satisfacción, la celebración personal junto con los resultados que alcances; conectarte con esto te conectará con la emoción del DISFRUTE.
  3.  Busca la ENERGÍA necesaria para moverte hacia tu meta, lo cual es consecuencia de visualizar el logro y compararlo con la insatisfacción, el dolor y la molestia que significa fallarte, no ponerte a ti primero y dejar de sentirte glorioso y ganador. Solo tú sabes que mereces sentirte pleno, victorioso y feliz, la energía necesaria vendrá de tu ser, pero solo después de obtener el poder que emana el ver esta brecha.
  4.  Busca la disposición corporal que más te ayude a generar este cambio. ENFÓCATE y siente como tu cuerpo se vuelve una flecha, un cuchillo que puede cortar e ir directo a su meta. Ojos fijos, respiración profunda, cuerpo hacia adelante y resolutivo, en ese momento te vuelves un GUERRERO y tu único propósito es ganar, conquistar, lograr lo que mereces y anhelas de verdad. Eres un CAZADOR en busca de su presa y tienes el cuchillo entre tus dientes, nadie puede detenerte, no ahora.
  5. Generar hábitos positivos implica mucho tesón y fuerza de voluntad, y hacerlo puede volverse una pesadilla de la cual preferimos despertarnos; para superarlo, vuelvo a la película que me inspiró a escribir este artículo: No estamos SOLOS, nos tenemos a nosotros mismos y también al otro. Busca tu «padrino», tu buddy, tu socio. Esta es una de las formas más poderosas que tenemos para lograr lo que queremos, buscando apoyo en los demás. Consigue un mentor, un amigo, un coach, alguien a quien le des la autoridad de confrontarte, de retarte, de alentarte y pedirte la milla extra. Busca también un grupo de apoyo, gente como tú que tiene el mismo desafío, imagínate formar una comunidad de apoyo donde compartan cómo se sienten, sus logros y fracasos.

Generar los resultados que buscas no solo sucede por hacer cosas diferentes, sino, principalmente, por movernos y ver el mundo de una manera distinta. Desde esa perspectiva, las posibilidades son muchas y las acciones que las acompañan alcanzan un poder incalculable.

Te deseo un viaje apasionado de exploración y descubrimiento personal. Recuerda que lo mejor de todo no será lo que alcances, sino el darte cuenta del extraordinario ser que eres y que siempre ha existido dentro de ti.

Jose Luis Wong
Ingeniero Industrial. Especialización en Marketing y MBA. Coach, consultor, facilitador y gestor de equipos de alto desempeño. Master en Marketing y Ventas (Universidad de Lima, 2008) y MBA (Centrum Católica, 2011). Certificación en Coaching Ontológico por The Newfield Network International. Profesor de ISIL, Coaching para el desarrollo de quipos de alto desempeño. Profesor de la Universidad de Lima, Habilidades Gerenciales. Director de Comversa Coaching, consultora en temas organizacionales y personales.
No Comments

Post A Comment

Abrir chat
Hola
¿En que podemos ayudarte?